DIV07

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Séptima División del Ejército Nacional -   Medios Informativos -   NOTICIAS -   Nos tocaba encerrarnos en la casa, a veces sin comida, pero ahora me siento con libertad y paz: palabras de Cesia durante la campaña Juega por la vida

Fin barra de navegación de las migas


Nos tocaba encerrarnos en la casa, a veces sin comida, pero ahora me siento con libertad y paz: palabras de Cesia durante la campaña Juega por la vida

15 de noviembre de 2016

Solo 11 años de edad y Cesía Rojas habitante del corregimiento de Puerto Claver en el municipio de El Bagre, ha experimentado los miedos de la guerra y la tranquilidad que augura la paz. Antes había mucho secuestros, mataban muchas personas, han hecho paros, nos ha tocado encerrarnos en la casa, a veces sin comida, pero ahora me siento con libertad, ya me siento con paz, me siento con mis derechos, expresó esta niña durante la jornada deportiva y cultural Juega por la vida, campaña impulsada por el Ministerio de Defensa y la Séptima División del Ejército para prevenir el reclutamiento y la utilización de menores de edad, por parte de grupos armados organizados al margen de la ley.
Hasta lo más profundo de la subregión del Bajo Cauca antioqueño llegó la campaña Juega por la vida, para llevar un mensaje de progreso y esperanza a estas comunidades. Nos hemos dado cuenta que si ha habido cambio, en aquel tiempo la vida era muy dura, ya hoy todos dormimos tranquilos. Los cambios traen bendición, este programa es una bendición para Puerto Claver, a los niños no se les olvidará esto, por eso les doy las gracias, porque ustedes están aportando un granito de arena para que no se repita la violencia que paso por estas tierras, aquí no se respetaba la vida, pero eso está pasando gracias a Dios, fueron las palabras de Francisco Castaño, presidente de la Junta de Acción Comunal de Puerto Claver, mientras participaba del desfile inaugural que recorrió las calles del corregimiento, para que allí retumbará ese grito que llevaban plasmado en sus tenis y uniformes los 100 niños participantes, Basta, aquí soy libre.
Al igual que Cesia fueron más de 1.400 niños los que se unieron a nivel nacional para rechazar con sus gambetas el reclutamiento de menores. A pesar de tanto conflicto, los niños son emprendedores y les gusta el deporte. Jugar por la vida es no buscar los grupos armados ilegales o meterse en cosas que inciten la violencia, sino buscar la paz, eso es lo que queremos, lo manifestó Carmen Díaz, una madre que acompaño a su hijo durante las actividades.
Mientras Juega por la vida ofrecía espectáculos deportivos entre los niños participantes, el circo Hombres de Acero dibujaba sonrisas con sus shows gratuitos. Esta jornada trascendió a toda la comunidad, además de actividades deportivas y culturales, los habitantes accedieron a servicios de salud y bienestar. Atención médica, odontológica, pediatría, internista, Sisben, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, Carabineros y servicios veterinarios, fue la oferta que acompañó esta campaña.
En Antioquia, el municipio de Andes también se sumó a la séptima versión de esta estrategia que se realizó de manera simultánea en 14 municipios del país. El suroeste antioqueño incluyó dentro de sus equipos comunidades rurales, urbanas e indígenas. El deporte es universal y todos tenemos posibilidades para practicarlo y Juega por la vida nos lo demostró, por eso los diferentes equipos son conformados por niños que viven en la ruralidad, en los cascos urbanos y que pertenecen a comunidades diferenciales. La Séptima División del Ejército siempre incluyente con nuestros indígenas, expresó el Coronel Luis Eduardo Bonilla, Coordinador del Grupo Asesor del Comandante (GAC) de la Séptima División de Ejército.
Medallas, trofeos, balones de micro fútbol, voleibol, basquetbol, kits escolares, bicicletas, grabadoras, computadores y televisores, fueron algunos de los elementos que engalanaron el cierre de esta campaña que quedará para siempre en el corazón y recuerdo de los clavereños y andinos. La idea es que ellos tengan puesto su pensamiento en cosas buenas, esta actividad es una motivación para los niños, palabras de Armando Ramos docente del corregimiento.
Desde el 2013 han sido beneficiados directamente con esta campaña del sector defensa más de 12 mil niños, niñas y adolescentes entre los 12 y 17 años de edad en 109 municipios del territorio colombiano. En lo que va corrido del año, de 120 desmovilizados que se entregaron voluntariamente a la Séptima División del Ejército, 33 de ellos eran menores de edad.
COMPARTIR

Calle 50 No. 76 - 126
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co

Numero de visitas: 69.532