DIV07

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Séptima División del Ejército Nacional -   Medios Informativos -   NOTICIAS -   Amante del Ejército desde la niñez, historia de un apasionado por su labor

Fin barra de navegación de las migas


Amante del Ejército desde la niñez, historia de un apasionado por su labor

21 de agosto de 2013

Son las 4:00 de la mañana el soldado profesional Vargas Contreras Jesús Emilio se despierta para iniciar sus labores diarias, desde hace 9 años cumplió su sueño: portar el uniforme del como él asegura es la máxima institución que existe en Colombia.
Hacer parte del Ejército Nacional es un orgullo, desde que era niño deseaba prestar su servicio militar y continuar con una vida llena de glorias para un pueblo, recuerda como si fuera ayer los días en los que salía detrás de los desfiles militares apreciando la banda de guerra, los fusileros y los hombres que con coraje defienden una nación.

Cuando cumplió su mayoría de edad tenía muy claro que lo que más anhelaba era prestar su servicio militar por eso se presentó a la zona de reclutamiento e inició un camino nada fácil; ser soldado de Colombia.

Su única y primera unidad ha sido el Batallón de Infantería Número 42 Batalla de Bomboná cuartel que es el encargado de prestar seguridad y garantizar la tranquilidad en el municipio de Anorí, ha patrullado áreas complejas como el cañón de este sector, donde miles de uniformados han sido mutilados y muertos en cumplimiento de su deber a cargo de las minas antipersonal que son instaladas por el Frente 36 de las Farc; su principal esfuerzo va encaminado en neutralizar las acciones de esta estructura.

Es entonces cuando Vargas cierra sus ojos, agacha su mirada y relata cómo ha visto desaparecer amigos que como él tenían el mismo sueño, a los siete meses de decidir seguir como soldado profesional vio caer a su mejor amigo en un campo minado: lo vi y no lo vi porque desapareció y concluye el tema con tristeza.

Agradece a Dios no sufrir ningún accidente en medio de su trabajo, para él no hay mayor alegría que pasar por las veredas visitar a los campesinos y tomar un café, ese que cuando va a su casa no puede faltar por las mañanas.

Tiene 29 años y aun no ha contraído matrimonio, se ríe con picardía y dice estar casado con el Ejército ¿para qué más?, tengo una novia con la que llevo pocos meses, es muy difícil estar lejos la distancia arregla o acaba con una relación, pocas mujeres entienden nuestro trabajo por eso aun no me he comprometido. Ese es quizás el mayor sacrificio estar lejos de quienes amamos, resalta Vargas.

Además de luchar con la soledad debe lidiar con su familia ya que su madre aun no comparte la idea de que su hijo se encuentre lejos de casa. Con gestos en sus manos y con un temperamento fuerte recrea la forma en la que llama a su madre y le dice: madre, alégrate estoy luchando por mi país. Es el único de una extensa familia típica paisa que siguió después de culminar su servicio militar, ese es quizás su mayor orgullo ser el primero portando el uniforme.

Nunca ha cambiado su percepción de la institución al contrario cada día encuentra nuevos motivos para continuar con sus botas, su uniforme pixelado y con la consigna fe en la causa. Con su temperamento ratifica lo agradecido que se encuentra con el Ejército y con la vida por brindarle la oportunidad de ser un héroe: ser soldado es darlo todo por hacer feliz a los niños, propender por el futuro de los jóvenes y la tranquilidad de los ancianos, para mi ser soldado es ser como el hombre que siempre me imaginé ser.
COMPARTIR

Calle 50 No. 76 - 126
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co

Numero de visitas: 66.706