DIV07

Recuperando soberanía

23 de octubre de 2007

La Encarnación era un corregimiento que durante veinte años fue prácticamente un coto de caza de la narcoguerrilla de las Farc
El viernes de la semana pasada, en el corregimiento La Encarnación del municipio de Urrao, en el suroeste de Antioquia, el gobierno seccional puso en servicio la primera microcentral hidroeléctrica, dentro del programa “Antioquia Energizada”, que busca aprovechar el potencial hídrico para llevar el servicio de energía eléctrica a las comunidades más alejadas y aisladas del departamento, a donde no alcanza a llegar la red nacional de distribución, creando al mismo tiempo las condiciones para que esas microcentrales sean manejadas con criterio empresarial.

Aparte de la importancia económica y social de proveer el vital servicio a ese corregimiento y a las veredas de San Rafael y Barrancos, y de impulsar, gracias a ello, varios proyectos productivos como la producción de panela, queso dulce y fique, la inauguración de la microcentral tiene el gran significado político de que sella el proceso de recuperación de la soberanía del Estado y sus instituciones en una zona que durante veinte años fue prácticamente un coto de caza de la narcoguerrilla de las Farc, que con sus actos criminales y sus hostigamientos convirtió a La Encarnación en un pueblo fantasma, al que apenas hace dos o tres años comenzaron a regresar las familias desplazadas por la violencia, gracias a una paciente y coordinada labor de los gobiernos nacional y departamental y a la presencia permanente de las Fuerzas Armadas.

Fue precisamente en jurisdicción de Encarnación donde se produjo aquel fatídico 5 de mayo de 2003 el intento fallido de rescate militar y el consecuente asesinato por parte del frente 34 de las Farc del gobernador Guillermo Gaviria Correa, de su asesor de Paz, Gilberto Echeverri y de ocho militares que se encontraban en poder de la narcoguerrilla. Desde entonces comenzó una ofensiva del Ejército que poco a poco ha ido recuperando el control del orden público en la zona, causando importantes bajas en las filas de la guerrilla y obligándola a replegarse, al tiempo que ha efectuado labores de desminado y ha colaborado con las autoridades civiles en la recuperación de la confianza por parte de la comunidad. Un ejemplo de ello fue la manera como el Ejército no sólo se ocupó de garantizar la seguridad durante los cuatro meses y medio que demoró la construcción de la microcentral, sino que contribuyó en la movilización de los equipos.

De modo que para nosotros, el acto multitudinario que se cumplió el viernes en La Encarnación - cuyas viviendas lucían una nueva apariencia gracias al Programa “Antioquia se pinta de vida” -, con la presencia del ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez, del gobernador Aníbal Gaviria, del director del Instituto Nacional de Planeación de Soluciones Energéticas, IPSE, Edigson Pérez y de otros funcionarios de los gobiernos departamental y municipal, fue una demostración fehaciente de que, de la mano de la fuerza pública y con inversión social, iremos recuperando el control del Estado en todo el territorio nacional y ganando la batalla a los enemigos de la paz y de la democracia. A más de la energía eléctrica, las tres escuelas del corregimiento fueron dotadas con material didáctico y equipos de televisión por parte de la Secretaría de Educación, y el ministro Martínez prometió que en el corto plazo el corregimiento contaría con señal para telefonía celular y conexión a Internet. Pero lo más satisfactorio es poder garantizar que luego de varias elecciones en las que prácticamente no participaron las gentes de La Encarnación por el asedio y el saboteo de las Farc, este domingo al fin podrán votar normalmente, después de años de muertes, amenazas y chantajes de los terroristas que obligaron a muchos a abandonar sus casas y negocios.

La microcentral energética, que se abastece con las aguas del río La Encarnación y produce 75 kilovatios, fue el resultado de un esfuerzo conjunto del Instituto para Soluciones Energéticas del Ministerio de Minas y Energía, del Instituto para el Desarrollo de Antioquia, IDEA, del Parque Tecnológico de Antioquia, del Municipio y de la Cooperativa integral de Urrao. La obra cumple, además, con todos los estándares de calidad de la comisión reguladora de energía, CREG.

Lo mejor de todo es que La Encarnación es apenas la primera de una serie de microcentrales eléctricas, pues en lo que resta del año se entregarán las de Vagachí y Remedios, y serán puestas al servicio veinte más en el 2008, todas en zonas tradicionalmente olvidadas y, sobre todo, afectadas por la violencia de grupos al margen de la ley. Otra manera, discreta pero efectiva, de recuperar la soberanía allí donde el Estado la había perdido por negligencia, cobardía o connivencia con los delincuentes
COMPARTIR

Calle 50 No. 76 - 126
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co