DIV07

"Implacable persecución a El Manteco", dice Ejército

07 de noviembre de 2006

- La acción se concentra en los cañones de tres ríos de la región.

- Sostuvo que han encontrado ocho cadáveres y destruido seis campamentos.

- El Comandante de la XI Brigada dijo que está al mando de la operación militar.
Tropas de la XI Brigada, apoyadas por la Fuerza Aérea de Colombia (FAC) y la Policía Nacional, ampliaron el área de rastreo en una vasta región entre Antioquia y Córdoba con el fin de lograr el objetivo de la operación: la captura o baja de Jóberman Sánchez Arroyave, comandante del frente 18 de las Farc.

A juicio de las Fuerzas Armadas, Sánchez Arroyave dirigió el ataque de unos 500 guerrilleros contra la estación de Policía del corregimiento Tierradentro, de Montelíbano (Córdoba), el primero de noviembre pasado, cuando la acción subversiva dejó 19 personas muertas, 17 patrulleros y dos civiles.

El ataque, que arrasó con la estación y varias viviendas vecinas, abrió un debate nacional sobre la verdadera capacidad bélica de las Farc, la efectividad de la política de seguridad democrática en algunas regiones abandonadas por las Autodefensas y la pertinencia de las alertas tempranas.

Para responder a la incursión guerrillera, el Ministerio de Defensa movilizó dos brigadas, la XVII, con sede en Carepa (Urabá antioqueño) y la XI, con sede en Montería, con el objetivo de cerrarles el cerco a los frentes de las Farc que huyeron hacia el Nudo de Paramillo.

El jefe de esa cartera, Juan Manuel Santos, en diálogo con la agencia Colprensa, dijo que con estos ataques las Farc pretenden demostrar que están vivitas y coleando, pero advirtió que las Fuerzas Militares impedirán que ese grupo cope los terrenos dejados por las Auc.

Resultados

Fruto de la persecución, el comandante de la XI Brigada, coronel Javier Fernández Leal, dijo que, por aire y tierra, se persigue a Sánchez Arroyave y sus hombres en lo que se conoce como el área de operaciones de este frente guerrillero: los ríos Manso, San Jorge y Sinú, en el sur de Tierralta y del Nudo de Paramillo.

"Mediante los registros de área y patrullajes ofensivos alrededor de los lugares" donde hace presencia los frentes 18 y 58, la fuerza pública descubrió los cuerpos de ocho supuestos guerrilleros, enterrados en fosas clandestinas, que sus compañeros "han dejado por la presión de la presencia militar", dijo el Coronel.

"Las tropas terrestres desmantelaron y destruyeron tres campamentos que contaban con capacidad para 200" personas.

El oficial dijo que los bombardeos de la FAC también "neutralizaron" a otros 15 supuestos subversivos y "destruyeron otros tres campamentos", donde se refugió durante algunos días, previos al ataque, Sánchez Arroyave y otros jefes de ambos frentes.

Área neurálgica

Para el coronel Fernández Leal, la zona conformada por los cañones de los ríos Manso, San Jorge y Sinú, "se puede considerar como el área medular de esta organización", pues conforma las rutas empleadas por los raspachines, "manejados por las Farc".

Ese grupo, en su concepto, controla "todas las áreas de cultivos ilícitos" de la zona y obliga "a la población civil a cultivar y comercializar la base de coca al precio que le propone".

La región es considerada por las autoridades como un epicentro del narcotráfico.

La fuerza pública calcula que existen unas 3.000 hectáreas de hoja de coca sembradas, área que ha permanecido en los últimos años en medio de una disputa territorial por los grupos armados y ahora entre éstos y lo que se conoce como bandas emergentes.

La ofensiva del Ejército continuará durante varios días más.
COMPARTIR

Calle 50 No. 76 - 126
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co

Numero de visitas: 93.806