DIV07

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Septima División del Ejército Nacional -   Medios Informativos -   NOTICIAS -   Detalles de la exitosa operación "Élite" contra "Jacobo Arango

Fin barra de navegación de las migas


Detalles de la exitosa operación "Élite" contra "Jacobo Arango

03 de febrero de 2013

En el Nudo de Paramillo en límite entre los departamentos de Antioquia y Córdoba se logra el mayor éxito militar contra las FARC en 35 años
Alias Jacobo Arango cabecilla del 5to Frente de las Farc, era el responsable de actos terroristas, masacres, instalación de campos minados que le causaron la muerte y amputación a cientos de civiles, policías y soldados en la región del Urabá antiqueño y Sur de Córdoba.

Sanguinario por tradición, mantuvo por vario años aterrorizados a los campesinos e indígenas en las riveras de rio Esmeralda, rio Verde y los municipios de Dabeibia, Mutatá, Chigorodó, Peque Sabana Larga, Cañas Gordas, Turbo e Ituango en Antioquia y los municipios de Puerto Libertador y Tierralta en Córdoba.

La Campaña adelantada por parte del Ejército y apoyada por la Fuerza Aérea Colombiana en los últimos cinco años permitió la neutralización del cabecilla y otros resultados como:

. La desmovilización de alias Samir con 49 de sus hombres de la Compañía Otoniel Álvarez.

. La neutralización del hermano de alias Jacobo Arango conocido como alias La Muerte.

. La entrega de 37 familias farianas del área base del cabecilla.

Estos éxitos operacionales nos muestra la secuencia del debilitamiento de las FARC en la región de Urabá y Nudo de Paramillo, que el Ejército lleva golpeando sistemáticamente.
Luis Carlos Usuga Restrepo alias JACOBO ARANGO.



Alias Jacobo Arango, terrorista de 58 años de edad, de los cuales 32 perteneció a las FARC, era cabecilla del 5to Frente, con Ingerencia en el área del Nudo Paramillo en los departamentos de Antioquia y Córdoba y la vía que conduce al mar conocido como Urabá Antiqueño. Frente guerrillero del cual saldrían los cabecillas para las otras estructuras terroristas especialmente con la conformación de Compañías mixtas y financieras dedicadas al narcotráfico en todas sus dimensiones, a la extorción y proselitismo armado.

Experto en explosivos, este narcoterrorista desarrollaba acciones político-militares en la región y era uno de los 19 hombres más importantes para la estructura guerrillera. Dio inicio a las Milicias Bolivarianas, al Partido Comunista Clandestino de Colombia y al Movimiento Bolivariano, en el Urabá antioqueño, era oriundo del Municipio de Cañas Gordas, amante de la cacería y lujos desbordados de trago y mujeres.

Antecedentes

Esta última operación llamada Élite es el resultado de un proceso continuo que militarmente se denomina Campaña, la cual empezó desde diciembre del 2008, año en que el Ejército Nacional con la Séptima División, la Fuerza de Tarea Nudo de Paramillo, el Comando Aéreo de Combate No. 5, de la Fuerza Aérea y la Brigada de Infantería de Marina No. 2, inició una ofensiva contra el mini bloque de las FARC (frentes 5, 58, 18 y Frente Mario Vélez). La activación de la Fuerza de Tarea Conjunta Nudo de Paramillo, conformada por Ejército, Armada, Fuerza Aérea y desde el año anterior el GROIC (Grupo Operativo de Investigación Criminal de la Policía Nacional), ha permitido una mayor integración de las fuerzas.

El 5to Frente es golpeado en su estructura y se inicia su desmantelamiento cuando se entrega alias Samir el 2do al mando, quien manifiesta que Las FARC perdió el rumbo esto lleva a la desmovilización de 41 integrantes de la Compañía Otoniel Álvarez. Así mismo, la contundencia de las operaciones ofensivas y la intervención del Estado con la erradicación de cultivos ilícitos, obligaron a alias Jacobo Arango a replegarse y tener que moverse constantemente en canoas y en mulas en un área más reducida sobre el cañón del Río Esmeralda.

Desde hace 4 años y gracias a la ofensiva militar, se han entregado al Programa de desmovilizados del Gobierno Nacional más de 1.200 miembros de las redes de apoyo al terrorismo e integrantes de los diferentes frentes de las Farc, entre ellos 37 familias farianas que le brindaban protección a alisas Jacobo en la zona, permitiendo debilitar al Frente y su exclusiva seguridad, además de obligar su desplazamiento permanente y a la utilización de diversos medios de comunicación, haciéndolo más vulnerable.

Desarrollo Operación Élite.

Para el desarrollo de esta operación, se conoció que en inmediaciones del rio Esmeralda se adelantaría una reunión de coordinación del Frente 5to, de acuerdo a datos suministrados de inteligencia del Ejército, La Fuerza Aérea Colombiana y la Policía Nacional, los días miércoles 30 de enero, jueves 31 y viernes 1 de febrero, para lo cual esta estructura llegaría a campamentos históricos donde se daría desarrollo a la reunión.

La ayuda de medios técnicos de la Policía y de las Fuerzas Militares, permiten ubicar al cabecilla. La policía suministra la información como base para la operación, dándole continuidad por parte de inteligencia de la Séptima División del Ejército y el Comando Aéreo de Combate No. 5, de la Fuerza Aérea Colombiana.

Gracias al análisis y al seguimiento detallado de la batalla, se inicia el planeamiento de la operación con Fuerzas Especiales de la FUCAD, sus tropas orgánicas de la Brigada Móvil No. 16 y aeronaves de la Aviación del Ejército, con lo cual se conforma una fuerza conjunta y coordina también con grupos Jungla; con un total de 250 soldados y 20 policías Lobos, desembarcando en acción directa sobre el objetivo, apoyados contundentemente por la Fuerza Aérea en conjunto con los helicópteros de la Aviación del Ejército.

El comando de la división con su equipo, decide atacar el objetivo contundentemente con los aviones de Fuerza Aérea y consolidando con tropas de Ejército y Policía, quienes entran en combate contra guerrilleros de la seguridad del cabecilla abatido durante más de cinco horas, ya que estos terroristas pretendían recuperar el cuerpo del importante guerrillero. En las acciones, un helicóptero del Ejército es impactado y un soldado del Batallón de Combate Terrestre No. 111 resulta herido; siendo evacuado a la ciudad de Medellín.

Las tropas en tierra logran consolidar el resultado encontrando el siguiente material: 07 fusiles de largo alcance, un fusil BARRET punto 50 antiaéreo, 03 pistolas 9mm, 01 subametralladora Mini Usi, 01 revolver calibre 38mm, 18 proveedores para fusil, 04 proveedores para pistola, 02 proveedores para Mini Usi, abundante material explosivo, 06 computadores portátiles, 15 USB, 02 discos duros, 15 celulares, 40 equipos de campaña e importante documentación para la inteligencia militar.




Desarticulación del Frente

Es un golpe certero a la reciente reestructuración del Bloque Noroccidental, que al designarlo como nuevo mando, pretendía dinamizar los diferentes proyectos organizativos, armados y de carácter político y financiero que otorgarían al bloque un nuevo posicionamiento como una de las estructuras más terroristas de las Farc en el Territorio Nacional. Esta situación podía profundizar tensiones internas en el Bloque, generadas por la disputa de poder.

El hecho constituye un punto de inflexión para el Frente 5to de las Farc, y el Bloque Noroccidental que ha perdido los frentes 9 47, ya en extinción. Actualmente los otros ocho frentes reducidos a un terreno más pequeño en su injerencia donde juega un papel vital en las proyecciones planteadas por las conferencias de la organización extremista, en el sentido de realizar el control y acceso a la región de Urabá, ya que su funcionalidad permitía el empalme con la región del Nudo de Paramillo y sus objetivos que eran ejercer dominio, control político y militar en la zona del Urabá.

Difícilmente podrían recuperar un mando cualificado, visionado desde la óptica criminal, pues en otrora, este frente se constituyó como un referente a emular por todas las estructuras de las Farc, dada su capacidad delictiva. Esta sensible baja entorpece los procesos políticos, organizativos o en desarrollo de la organización en una zona donde era evidente su espacio mínimo vital y donde se desenvolvía.

El 5to Frente al mando de alias Jacobo Arango, articulaba desde sus corredores de movilidad a los frentes 18, 58 y 34 y Mario Vélez, en sus líneas de comunicación, que ha perdido gracias al control que ejerce actualmente la Brigada 17 y las operaciones de la Fuerza Nudo de Paramillo, que nos muestra que el Bloque Noroccidental no tiene las capacidades que en otros tiempos, le representaban a las Farc ingresos productos del narcotráfico en forma desbordantes, y que como Bloque era uno de los que aportaba mayor capital económico a las arcas del secretariado.

La muerte de alias Jacobo Arango, indudablemente posiciona las Fuerzas Militares y de Policía por su trabajo articulado y genera un ambiente de respaldo ciudadano y político a la labor institucional.

Las FARC continuaran su declive en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó, más exactamente en el Nudo de Paramillo y Urabá, con la pérdida de 43 cabecillas como los neutralizados en la Campaña que adelanta el Ejército y que inició el actual comandante señor General Sergio Mantilla San Miguel. En estos resultados se incluye la muerte en desarrollo e operaciones militares de alias Jacobo Arango.

Actualmente las tropas de la Séptima División, el Comando Aéreo de Combate No. 5 y en coordinación con la Policía Nacional continúan desarrollando con éxito el cumplimiento del Plan Espada de Honor para garantizar día a día la seguridad en la jurisdicción asignada, mantener la confianza de la población civil y minimizar la capacidad criminal de los terroristas que delinquen en estas zonas de forma contundente bajo la premisa de FE EN LA CAUSA.
COMPARTIR

Calle 50 No. 76 - 126
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co