DIV07

“Violentos no tendrán espacio”

Transmisión de mando en el Batallón de Ingenieros de Combate No. 4 general Pedro Nel Ospina

06 de julio de 2007

La llave autoridad-comunidad es la clave para vencer el terrorismo, según lo manifestó el teniente coronel Edgar Emilio Ávila Doria, quien pasará a comandar la zona de reclutamiento de la VI Brigada con sede en Ibagué, Tolima.
“El fin principal del Ejercito es atacar el peligro y no las personas”, así lo describe el teniente coronel Edgar Emilio Ávila Doria, quien a las cinco de esta tarde entregará el comando del Batallón de Ingenieros de Combate No. 4 general Pedro Nel Ospina.

El oficial, dará el mando al también teniente coronel Rubiel Enrique Pérez Rodríguez proveniente de la IX Brigada del Ejército.

Ante su salida, el coronel Ávila Doria se mostró agradecido por el apoyo recibido por los líderes barriales, los alcaldes municipales y por las muestras de cariño de los campesinos residentes en las zonas rurales de la jurisdicción y por supuesto un profundo agradecimiento a los subalternos, oficiales, suboficiales y soldados quienes “siempre mantuvieron la moral alta para trabajar por la Patria”

En entrevista con EL MUNDO el comandante saliente de esa unidad describió los avances en seguridad en los 22 municipios de la jurisdicción y algunas zonas de Medellín, específicamente en el caso de la Comuna Trece, donde el Batallón Ospina hace presencia desde el año 2002, tras la operación Orión.

¿Cómo percibía el ambiente de la Comuna Trece cuando recibió el mando del Batallón Pedro Nel Ospina?
“Había amenazas contra unos líderes y a lo mejor en su mente están las amenazas de lo que ellos vivieron allá y esas muestras de violencia no se olvidan de la noche a la mañana. Muchas personas siguen con ese temor, así haya fuerza pública, nosotros tratamos de ganar es confianza”.

¿Y se mantuvo esa confianza?
“Sí. Manejamos una información con los líderes, una información objetiva, no manipulada. Nunca ocultamos lo que estaba ocurriendo en la Comuna Trece, porque nuestro objetivo es que se conociera la verdad y sobre esa verdad trabajar y hacer la estrategia de cómo íbamos a lograr esa seguridad en la Comuna Trece. Tuvimos momentos muy difíciles como lo fue la muerte de Haider Ramírez y el reciente asesinato de Judith Adriana Vergara. Pero nosotros logramos contrarrestar eso trabajando de la mano con la Policía Nacional, con la Alcaldía; nuestro éxito estuvo en escuchar y de manejar directamente los líderes que son los voceros de su comunidad, los voceros legítimos”.

Pero para nadie es un secreto la existencia de combos y bandas en algunos sectores de la Comuna Trece ¿Qué acciones se están adelantando para combatir a estos grupos ilegales?

“En estos momentos tenemos las existencia de unos combos y unas bandas que con la ayuda de la Fiscalía y de la Policía se tienen identificadas y están en el trabajo de judicialización”.

¿Cómo deja la Comuna Trece en cuanto a niveles de seguridad?
“Nosotros nos propusimos a aportar nuestro grano de arena para que la comuna más segura de Medellín llegue a ser la Trece, pero los habitantes son quienes determinan el rumbo de la Comuna Trece, pues allá los violentos no van a tener espacio”.

Entonces ¿qué estrategias seguir para que estos niveles de seguridad se mantengan?

Consolidar la presencia y para eso debemos tener una buena red de informantes. Eso lo trabajamos de una manera muy seria, discreta y responsable. Pero muchas veces hace falta tener unos canales directos con la comunidad. Lo que hicimos nosotros fue presentar a los soldados y a los comandantes municipales o locales ante la comunidad para que las personas se dieran cuenta quién era el responsable de cada patrulla o unidad y encontrar a alguien conocido cuando llamara a dar información”.

Pero ¿considera que esa llave autoridad-comunidad sería la fórmula para vencer el terrorismo?
La clave de nosotros para vencer el terrorismo es la población civil al lado de nosotros. En el Batallón no hay una sola vereda, ni un solo corregimiento, ni una sola comuna en el que se haya pedido la presencia de un soldado del Batallón Ospina donde nosotros no hubiésemos acudido. La clave fue ir a todas las Alcaldías, ir a reunirnos con los Concejos con las Juntas de Acción Comunal, ir con las personas y conocer de primera mano sus problemas y presentarnos nosotros; entonces la comunidad siente el buen trato, el respeto en los procedimientos, lo que hizo que ganáramos la confianza de la población civil, la misma que revirtió ese servicio en informaciones que para nosotros son vitales para el cumplimiento de nuestro trabajo”.
COMPARTIR

Calle 50 No. 76 - 126
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co