SEPTIMA DIVISION

"La gente debe tener una región en paz": Montoya
En una concurrida ceremonia, realizada en el campo de paradas, se efectuó ayer el cambio de mando en la comandancia de la VII División y de la IV Brigada del Ejército Nacional.
El mando de la Brigada fue asumido por el coronel Jorge Ernesto Rodríguez Clavijo, quien se desempeñaba como comandante del Batallón Móvil número 10.

Rodríguez Clavijo reemplaza en el cargo al brigadier General Luis Roberto Pico Hernández, quien estuvo 15 meses a cargo de esa guarnición militar.

Pico Hernández asumió como comandante de la VII División del Ejército, en reemplazo del mayor general Oscar Enrique González Peña, quien será el comandante del Comando Conjunto número 1 Caribe.

"Ustedes no le pueden fallar al pueblo colombiano. Que Dios los bendiga. Sobre ustedes dos recae la inmensa responsabilidad de derrotar a los violentos para lograr la paz para los colombianos", les dijo el general Mario Montoya Uribe, comandante del Ejército Nacional a Pico Hernández y Rodríguez Clavijo.

Durante el acto, el general Montoya Uribe destacó las calidades humanas y profesionales de los dos oficiales y les recordó que hoy "el pueblo colombiano ya no agradece la seguridad sino que la exige. Ustedes deben mantener la integridad física y la moral de sus hombres. En ustedes están cifradas nuestras esperanzas. Las gentes deberán transitar por los caminos y las carreteras sin miedo y con la certeza de tener una región en paz".

El nombramiento de los dos oficiales se hizo mediante la resolución 0010, del 10 de septiembre de 2006, firmada por el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

"Esta responsabilidad depositada en mí se constituye en un profundo agradecimiento a mis superiores. Me siento orgulloso del ser el comandante de la Séptima División.

Asumo el mando de una unidad que se distingue por su pasado glorioso y un presente de excelsas victorias. Colombia clama y reclama el cese del accionar de los violentos. El país solo quiere la derrota del terrorismo", comentó Pico Hernández.

"Es un honor ser comandante de la unidad operativa menor más importante del Ejército Nacional. Me siento como el soldado más afortunado. La historia de esta Brigada nos debe servir de acicate para continuar sembrando aciertos. Vengo con la mejor voluntad y el ánimo infinito de trabajar", afirmó Rodríguez Clavijo.

Durante su discurso, Rodríguez Clavijo expresó a las autoridades civiles, eclesiásticas y a la sociedad antioqueña su compromiso con los planes de desarrollo.

"Bien es sabido que la estrategia militar se construye con base en el objetivo político y nosotros estamos direccionados en esta ruta. Los problemas de la comunidad serán nuestros problemas y no dudaremos un instante en hacernos partícipes de las soluciones", agregó Rodríguez Clavijo.

En la ceremonia también se hicieron entrega diferentes distinciones.

El Gobierno Nacional hizo entrega de la condecoración de Servicios Distinguidos en Orden Público a Pico Hernández y Rodríguez Clavijo. Al nuevo comandante de la Séptima División también lo condecoraron con el Escudo de Antioquia, categoría Oro, por parte de la Gobernación de Antioquia, la medalla Castellano, de la Gobernación del Chocó y la medalla Atanasio Girardot. RGT



COMPARTIR

Calle 50 No. 76 - 126
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co