DIV07

Una mina menos es una vida más

05 de octubre de 2006

- En 2006 esa unidad militar ha destruido 895 minas antipersonal.

- Equipo Exde del Batallón Pedro Nel Ospina, distinguido hoy en Bogotá.

- Ingenieros Militares celebran su día. Insisten en el peligro de las minas.
Los ingenieros militares no pueden equivocarse porque cualquier error al detectar una mina antipersonal o un artefacto explosivo les puede costar su vida, la de sus compañeros o la de civiles.

Trabajan con una sola idea en la mente: con cada mina que retiren de una parcela, un camino veredal, una escuela o una fuente de agua salvarán una vida. Si es de un civil o de un militar, no les importa.

Eso lo saben de sobra el sargento segundo Juan Carlos Ruiz y los soldados profesionales Raúl Balvín Medina, Frank Arenas Agudelo, Juan Rodríguez Urrego y Carlos Zapata Gómez, adscritos al Batallón de Ingenieros Pedro Nel Ospina, en Bello, quienes serán condecorados hoy en Bogotá como el escuadrón Exde (destrucción de explosivos y minas) más exitoso de Colombia.

La razón para recibir la Torre de Castilla (símbolo de los ingenieros militares) no es motivo de celebración: Antioquia ocupa el primer lugar en el país en accidentes e incidentes por minas antipersonal.

Según el teniente coronel Édgar Ávila Doria, comandante del Batallón de Ingenieros Pedro Nel Ospina, en lo que va corrido de 2006, esa unidad militar ha destruido 895 minas antipersonal, 25 campos minados y dos casas bomba.

En ese mismo periodo, 45 militares han sufrido mutilaciones y 96 han resultado heridos a causa de estas armas trampa. La cifra supera con creces los 109 militares afectados por minas antipersonal el año pasado.

A ellos se suman los 56 civiles que, según cifras de la Gobernación de Antioquia, han resultado afectados.

Trabajo silencioso

"Ahora la guerra se hace con minas y no con balas. Nosotros somos los que nos encargamos de abrir el camino para que la tropa entre y de garantizar su seguridad cuando se va a retirar", afirmó el sargento Ruiz, al explicar la importancia de su trabajo y el de sus compañeros.

Sabe que si se equivoca se muere. Por eso, su mamá que vive en la costa Atlántica no sabe a qué se dedica.

Insiste en que las minas son el enemigo perfecto: no se cansan, no duermen, no requieren abastecimiento, no se enferman y, por lo tanto, pueden atacar a cualquier hora.

"Uno se puede defender de alguien que le dispara. Para eso estamos entrenados ¿Contra una mina qué se hace? Ahí lo que obra es la experiencia que uno tiene, pero cuando uno ve a un compañero herido eso desmoraliza y ellos (la guerrilla) lo saben".

Reconoce que buena parte del éxito de su unidad se debe a su perra Chaila, quien también será condecorada. El apoyo de los perros es fundamental en la medida en que la guerrilla está utilizando menos metal en la fabricación de las minas (para evitar el detector de metales).

"Para nosotros el perro es un compañero más y cuando le pasa algo nos duele", comentó.

Este año murió Brandon, un labrador color chocolate, al caer en una trampa de la guerrilla en Abejorral.

También construyen

Aunque la dinámica de la guerra los ha llevado a centrarse en labores de vigilancia y destrucción de minas, los ingenieros militares no han olvidado una de sus misiones: construir obras de infraestructura que beneficien a la comunidad.

En Antioquia, los militares del Batallón Pedro Nel Ospina fueron los encargados de construir las estaciones de Policía destruidas por la guerrilla en el Oriente y las bases militares con las que se presta vigilancia los embalses y la infraestructura eléctrica.

Ahora son los encargados de la vigilancia de la comuna 13 de Medellín, pero están en ella desde 1983 pues fueron los encargados de pavimentar algunas de las calles de Las Independencias.

Según el sargento Ruiz, su labor es poco reconocida, como la de la mayoría de los militares, pero su riesgo es mayor. Son los primeros que pueden morir al entrar en un campo minado y los que nunca tendrán la oportunidad de defenderse de su enemigo.
COMPARTIR

Calle 50 No. 76 - 126
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co