DIV07

De las Farc y otros demonios
Hace dos semanas la revista Semana publicó un aterrador informe sobre las niñas en las filas de las FARC. En un desgarrador relato el periodista describe los vejámenes a que son sometidas en las filas guerrilleras, donde son tratadas como objetos sexuales de los comandantes, obligadas a realizar duros trabajos y humilladas con castigos propios de la inquisición.
Human Rights Watch en su informe “Aprenderás a no llorar”, publicado en Septiembre de 2003, recogía el relato de niños, niñas y adolescentes desvinculados de los grupos guerrilleros y de autodefensas que con dramáticos testimonios nos mostraban los horrores de la guerra. Uno de los relatos más estremecedores es el de Ángela, una niña de apenas 12 años: “Tenía una amiga, Juanita, que se metió en problemas por ir acostándose. Habíamos sido amigas en la vida civil y compartíamos una caleta. El comandante dijo que no importaba que fuera mi amiga. Había cometido una falta y había que matarla. Cerré los ojos y disparé el arma, pero no le di.

Entonces disparé otra vez. La tumba estaba justo al lado. Tuve que enterrarla. El comandante dijo: “lo hiciste muy bien. Vas a tener que hacerlo muchas más veces y tendrás que aprender a no llorar.”

Este mismo informe estimó que existían más de 11.000 niños y adolescentes pertenecían a las filas de las FARC y las AUC en el 2003. Sin embargo, después de 19 jornadas de desmovilización de grupos de autodefensa tan solo fueron entregados 342 menores de edad al ICBF, a pesar de que la entrega de niños es una exigencia de la ley de Justicia y paz para recibir los beneficios.

A la falta de voluntad de las FARC para iniciar cualquier tipo de diálogos con el gobierno, se suma su negativa de seguir vinculando menores en sus filas, tal y como lo hicieron saber en una irónica respuesta al informe de la revista Semana publicado en la pagina de ANNCOL que señala: “Ni se crean que con estos ‘análisis’ el ingreso de nuevos guerrilleros a las filas de las FARC se detenga. Este movimiento es una gran familia donde confluyen tres generaciones, viejos, niños, hasta nietos de los viejos.

Seguirán ingresando jóvenes colombianos porque no tienen otra opción y la guerrilla es el atractor fundamental para una generación que lucha por un futuro mejor.”

¿Qué atractivo puede tener la guerrilla para un niño colombiano que es separado de sus padres cuando apenas tiene la fuerza necesaria para cargar un fusil? ¿O ser instruido en técnicas de guerra o principios marxistas? No es coincidencia que desde el 2003 más de 700 niños, niñas y adolescentes hayan desertado de sus filas y entregado a las autoridades en búsqueda de una mejor vida, sin contar los 200 capturados en combate.

Es por eso que en los acercamientos que se adelantan en este momento con el ELN se hace imperioso que se incluya en la agenda la entrega de los menores que tengan en sus filas. En los últimos tres años han sido capturados de este grupo 56 niños, otros 210 se han entregado de manera voluntaria y tan solo cinco fueron entregados por el ELN de manera voluntaria.

La vinculación de niños, niñas y adolescentes por parte de los grupos armados al margen de la ley constituye una violación al Derecho Internacional Humanitario. Las FARC, el ELN y los grupos de autodefensa están acabando con el futuro del país, están engendrando en sus filas una generación de odio y difícilmente podremos construir una sociedad en paz sobre cimientos de resentimiento y rencor.



COMPARTIR

Calle 50 No. 76 - 126
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co